Cómo convertirse en un líder sin tener un cargo. Parte 3 de 4

“El más importante de ustedes deberá ser el sirviente de todos.  Mateo 23:11

En entregas anteriores analizamos dos principios para ser un líder sin cargo, como se ha dicho, de acuerdo la filosofía descrita por Robin Sharma en su éxito de ventas El Líder que no tenía cargo. Si quieres conocer estos principios, te invito a que leas las dos entradas anteriores:

Cómo convertirse en un líder sin tener un cargo. Parte 1 de 4

Cómo convertirse en un líder sin tener un cargo. Parte 2 de 4

El tercer principio para desarrollar liderazgo sin cargos es el siguiente:

Cuanto más profundas sean tus relaciones, más fuerte sera tu liderazgo

Este principio se expresa a través del acrónimo inglés SERVE, que en español significa servir. Veamos a continuación lo que implica ser un servidor.

“Tu objetivo como empresa no es tener solamente el mejor servicio al cliente, sino que sea legendario” Sam Walton

“Desde adolescente emprendí empresas que me enseñaron que el buen trato al cliente, y no sólo preocuparse por la ganancia, da mejor resultado, así como generar mejor función y crecimiento. Si tratas a la gente como persona puedes construir casi cualquier tipo de empresa.” Richard Branson

2653182304_b96c64c7dd_b

1. Se Servicial

Esta es la labor de toda empresa en la época moderna; por eso las empresas que son maestras en el servicio tienden a ser las líderes en sus respectivos rubros.

  • Haz siempre más de lo que tu salario te exije que hagas. Ten en cuenta que la compensación será mucho mayor que tu contribución. A veces damos por sentado que los clientes seguirán llegando a pesar de cómo les atendamos, no realizando que son ellos quienes pagan nuestro salario y los que sostienen a la empresa.
  • Ser servicial debe ser el núcleo de tu ADN. Ponte la meta de ser la persona más servicial que conozcas.

“Siempre dale al cliente más de lo que espera” Nelson Boswell

2. Escucha

Saber escuchar es una de las habilidades de liderazgo más importante.

  • Habla menos, escucha más. Cada vez hay menos personas que se concentren al escuchar lo que dices. Para la mayoría “escuchar” es esperar a que el otro termine para entonces soltar la réplica que han estado preparando. Nunca el ser humano había estado tan bombardeado por tanta información como hoy.
  • La gente se da cuenta si les estás escuchando y comprendiendo.
  • Una persona que escucha es también un buen creador de relaciones.
  • Si escuchas atentamente a una persona, la estás honrando. Hemos cometido el error de creer que el que más habla es la persona que tiene todas las respuestas.
  • Hay que ser valiente para bloquear el ruido del propio ego para dar espacio a las ideas de los demás.
  • Cuando escuchas, estás dando un regalo que la mayoría no recibe. Por tanto, si aprendes a escuchar, tus compañeros de trabajo besarán el suelo donde pisas y tus clientes darán a conocer tu buen nombre.

Pasa más tiempo hablando con tus clientes cara a cara. Te sorprenderás cuántas empresas no llevan esto a cabo”  Ross Perot

3. Relacionate

  • La gente hace negocios con las personas que le gustan.
  • Si bien la tecnología ha reducido los tiempos de comunicación, también ha aumentado la distancia en el trato personal. Por eso, reduce el uso del correo electrónico en el trato con tus clientes, sal de detrás de tu cubículo o tu oficina y conecta con tus clientes y tus compañeros.
  • Sal a tomar un café con tus clientes. Siéntate a escuchar sus preocupaciones.

“Para mí es muy importante que en mis empresas la gente sea feliz, que se divierta” Richard Branson

4. Valora la diversión

  • Si te diviertes cuando realizas tu trabajo, serás más productivo.
  • Cuando te diviertes se incrementan las ganas de colaborar con tu equipo y la empresa.
  • Al divertirte, bajas el nivel de estrés.
  • Diviértete y haz que tus compañeros se diviertan.

“Hagas lo que hagas, hazlo tan bien para que vuelvan y además traigan a sus amigos”  Walt Disney

“Nunca subestimes el poder de un cliente enojado”  Joel Ross

5. Estima y cuida

Solo se necesita un cliente descontento para derribar la reputación de tu marca o empresa. A sí mismo, un cliente satisfecho será una gran publicidad para lo que haces.

  • Ser agradable no es ser débil. Un líder sabe balancear la ternura y la firmeza a la vez.
  • En medio del caos de las tareas diarias saca tiempo para cultivar tus relaciones.
  • Haz que cada persona que se cruce contigo se sienta más contento, sé agradable.
  • Cuida de la gente, que el dinero se cuidará a sí mismo.

“Uno de los mejores secretos de la vida es que todo lo que vale la pena hacer, es lo que hacemos por los demás” Lewis Caroll.

Me interesa saber tu opinión. ¿Cómo ha impactado tu vida el servicio que brindas a otros? Recuerda que este blog se enriquece de las experiencias de sus lectores. Como siempre te pido, comenta y comparte por correo y las redes sociales.

Feliz día

Fotos cortesía de Flikr

Anuncios

Un pensamiento en “Cómo convertirse en un líder sin tener un cargo. Parte 3 de 4”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s