Cambiando el Paradigma Político

Verás, en términos políticos, los dominicanos votamos por personas en los que de una manera u otra tienen algún grado de confianza, ya sea para beneficio personal o colectivo. Pero la tendencia en los cargos públicos elegibles, sean alcaldes, diputados, senadores, presidentes, es que los elegidos terminan traicionando la confianza de los electores.

Tal vez, y sólo tal vez, para romper ese patrón deberíamos empezar a postular / elegir a aquellos y aquellas que no encajan con el estereotípo de “homo politicus”; a los jóvenes tatuados, a las jovenes con piercing en labios y rostro, al fortachón del barrio, a la muchachona que parece no importarle nada, pero que en realidad está consciente de todo, a aquellos que nuestra sociedad tiende a marginar dada su apariencia, pues el voto por la apariencia que hemos hecho siempre ha terminado hundiendonos en la desesperación. Y es que estoy dispuesto a arriesgar mi voto por un joven de quien la “sociedad” no espere mucho y que termine sorprendiéndonos, a sólo tener el chance de darlo por un viejo con apariencia de bondad, y que termine siendo otra decepción. #YoSoloDigo #Desahogo

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s