Edwin C. Barnes – Biografía

“Allí estaba parado delante de mí, parecíendose a un vagabundo ordinario, pero había algo en su rostro que daba la impresión de que estaba decidido a conseguir aquello a lo que había venido…” Thomas Alba Edison acerca de su primer encuentro con Edwin C. Barnes.

Edwin C. Barnes es un completo desconocido para la mayoría de la gente. Pero casi todo el mundo ha escuchado hablar del gran Thomas A. Edison. Este relato es sobre la determinación y voluntad humanas, su importancia y hasta suficiente para alcanzar los objetivos de vida.

Trasfondo

Barnes nació en 1878 en Estados Unidos, pero lo que sucedía entre la fecha en que nació y el encuentro que le cambiaría la vida es un tanto desconocido. Cuando rondaba los 30 años se obsesionaba con una idea que empezó a arder en su mente, le consumía, le inquietaba, pero que no se conformó solo con desear como hace el promedio de la gente, sino que inició el proceso de materializarlo. ¿Cuál era esta idea que pululaba cual gusano en la mente de Barnes? “Quiero ser socio de negocio del gran Edison”. No quería trabajar PARA Edison, quería trabajar CON Edison.

Obstáculos

Pero antes de poner esta empresa en marcha, debemos conocer el perfil de Barnes un poco mejor:

  1. No tenía muchos estudios.
  2. No tenía dinero, ni siquiera el pasaje de ir a New Jersey, donde estaba la oficina de Edison.
  3. No tenía influencia.
  4. No conocía personalmente a Thomas A. Edison.

Oportunidad

Ante esos obstáculos lo que comúnmente sucede es tirar a toalla. Barnes no parecía tener las condiciones para ser un socio de un inventor y empresario de la talla de Thomas A. Edison. No obstante, Barnes estaba obsesionado con lograr su objetivo, así que, sin dinero, se coló en el vagón de equipaje de un tren y llegó como polizón hasta la oficina de Edison. Con apariencia de vagabundo, anunció que había venido para asociarse con el inventor. Edison, aunque veía su facha, notó algo en el rostro de esta persona que le hizo darle una oportunidad; vio determinación para conseguir lo que vino a buscar.

Proceso

Pasaron muchos meses desde aquel encuentro. El Sr. Barnes no obtuvo, a la primera, esa asociación que tanto deseaba, pero si logró conseguir un trabajo de poco pago en la oficina como conserje y ayudante. Allí aguardó con paciencia, y mientras aguardaba, su deseo por lograr su objetivo hacía más y más intenso.

Logro

Edwin C. Barnes (izquierda) and Thomas Edison mirando un Ediphone en las afueras del complejo de laboratorios de Edison de West Orange en in Nueva Jersey.
Edwin C. Barnes (izquierda) and Thomas Edison mirando un Ediphone en las afueras del complejo de laboratorios de Edison de West Orange en in Nueva Jersey.

Cuando llegó la oportunidad, casi dos años después, Barnes ya estaba listo y la reconoció de inmediato. Edisón recién había perfeccionado un nuevo aparato al que se llamaba Edifono (la Edison Dictating Machine). Los vendedores de Edison no creían que sería fácil venderla, pero Barnes le aseguró a Edison que él si podría hacerlo. Y así fue. De esta oportunidad, que no vieron los vendedores, surgió un contrato de distribución entre Edison y Barnes que se extendió por más de 30 años y le significó millones de dólares a aquel polizonte soñador.

Lecciones

En condiciones de obstáculos como los que enfrentó Barnes, lo que normalmente haría una persona sin determinación es decirse a sí mismo: “No tengo dinero, no lo conozco, tengo que poner los pies en la tierra y abandonar esta absurda idea”. Ahora bien, analizando esta historia, extraje siete lecciones importantes:

  1. Saber con exactitud qué es lo que quieres lograr y desearlo intensamente. El pensamiento intenso en una idea, un sueño o una meta, como quieras llamarle, es fundamental para lograr cualquier empresa.
  2. Este deseo enfocado debe estar acompañado de un plan, un conjunto de pasos premeditados. Usa el poder de tu imaginación para prever y sobrepasar los obstáculos.
  3. Los obstáculos vendrán, sin duda, pero sin ellos no hay verdadero éxito. Los obstáculos definen el éxito. Ignora las burlas y opiniones de quienes no van para ningún lado en la vida. Tu sabes para donde vas ¡Eso es lo importante!
  4. Los hombres de éxito se fijan más en tu forma de pensar que en tu apariencia física. Si buscas inversionistas o alianzas de negocios, tu primer activo será tus cualidades como emprendedor. Escuché hace poco decir al presidente de uno de los fondos de capital emprendedor más importantes de México lo siguiente: “Prefiero un emprendedor bueno con una idea mala, que un emprendedor malo con una idea brillante”.
  5. Los hombres de éxito no cambian de idea ante la primera contrariedad. A Barnes le tomó dos años materializar su sueño y más aún para ver resultados de su trabajo. El éxito es un proceso, no un evento.
  6. Las oportunidades abundan, pero hay que estar listo para ellas. Si no ves las oportunidades, tienes que crear las condiciones para que aparezcan.
  7. El éxito no es un accidente, requiere deseo, enfoque, planificación, resiliencia, tenacidad, determinación y paciencia.

 

Edison contando historias divertidas a Edwin Barnes (centro) y Nelson Durandt (derecha)
Edison contando historias divertidas a Edwin Barnes (centro) y Nelson Durandt (derecha)

¿Qué otras lecciones consideras importantes señalar acerca de las actitudes del Sr. Barnes en su camino para convertirse en socio del Gran Edison? ¿Cuáles características consideras tu que son necesarias para sobrepasar los obstáculos? ¿Has tenido que enfrentar situaciones similares en tu vida? ¿Cómo has usado la creatividad y el ingenio para salir adelante? Si quieres saber en más detalle sobre esta historia, te recomiendo leer el libro “Piense y Hágase Rico” de Napoleón Hill.

Tus comentarios son importantes para este blog. En la medida que lo compartes con tus amigos y contactos, otras personas se pueden beneficiar de los contenidos y comentarios aquí presentados.

Como siempre, gracias por leer.

Anuncios

10 pensamientos en “Edwin C. Barnes – Biografía”

  1. Yo no sabía nada de este personaje de la historia hasta que leí el libro de Napoleón Hill ¨Piense y hágase rico¨ que por cierto lo recomiendo ampliamente para aquellos que quieren alcanzar lo que desean. De ahí me llamó la atención conocer más acerca de Edwin C. Barnes y es por es que leí el blog. Que bueno que se difunda tan valiosa información. Saludos!

    Le gusta a 2 personas

    1. Hola Carolina también conocí a Edwin C. Barnes en el libro de Napoleón Hill “Piense y hágase rico” y también lo recomiendo excelente libro al igual que el otro libro “La Actitud Mental Positiva un camino hacia el éxito” colabora con W. Clement Stone y muchos más libros de inspiración buenísimos. Tengo varios libros en PDF que con gusto puedo compartir. Saludos!!!

      Me gusta

  2. un buen amigo me recomendó este libro recientemente, la verdad es una joya, para mi que soy emprendedor, estoy encontrando herramientas practicas para mi proyecto.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s